Tiro al blanco


Un día Charlie Brown, el famoso personaje de las tiras cómicas, se hallaba en el patio trasero de su casa practicando tiro al blanco con su arco y sus flechas. Estiraba el arco y lanzaba la flecha en cualquier dirección. Entonces, iba donde había caído la flecha y dibujaba un blanco a su alrededor. Así lo hizo decenas de veces. Al ver lo que estaba haciendo, Lucy, la malhumorada y cínica niña de ocho años, cuyo principal trabajo es intimidar a los demás chicos, le dijo:


-Charlie, no puedes practicar tiro al blanco de esa manera. Primero tienes que dibujar el blanco, y luego tirar la flecha. Con la rapidez de una saeta, Charlie le contestó:
-Lo sé, pero si lo haces a mi manera, ¡nunca fallarás!

Lamentablemente, muchas personas conducen sus vidas como Charlie lo hace con las flechas. Nunca dibujan un blanco, por tanto nunca fallan al blanco; pero tampoco nunca dan en uno.

¿Cuál es el blanco de tu vida? De hecho, según el psiquiatra Viktor Frankl, tener un objetivo concreto y personal le da sentido a nuestra vida. Frankl nos cuenta qué lo motivó a salir con vida del horrendo campo de concentración de Auschwitz en el que estuvo preso: “De pronto me vi de pie en la plataforma de un salón de conferencias bien iluminado, agradable y caliente. Frente a mí tenía un auditorio atento, sentado en cómodas butacas tapizadas. ¡Yo daba una conferencia sobre la psicología de un campo de concentración!” ¿Lo puedes creer? El hombre estaba hundido en el lodo, con la amenaza de perder la vida en cualquier instante; pero él no se veía a sí mismo en esa triste condición, no moriría en un campo de concentración porque tenía un propósito para su vida: ser un conferencista internacional. Y lo logró.

¿Dónde te ves tú en el futuro? ¿Cómo te visualizas a ti mismo? ¿Hacia dónde estás tirando tus flechas?

Como dijo Martin Luther King: “Si no puedes volar entonces corre. Si no puedes correr entonces camina. Si no puedes caminar entonces arrástrate. Pero sea lo que hagas, sigue moviéndote hacia delante”. Avanza hacia el blanco que te has propuesto. Y no olvides que “los planes bien pensados y el arduo trabajo llevan a la prosperidad” (Proverbios 21:5, NTV).

Pon en manos del Señor todo lo que haces, para que tus planes se hagan realidad” (Proverbios 16:3, PDT).


**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo
Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo