Cómo enseñar a los niños a ser más organizados


Los niños también deben aprender a organizarse para conseguir lo mejor de cada oportunidad que se presente. Puedes ayudar a tu hijo a tener una infancia mejor mientras le impartes lecciones de comportamiento que les será de gran utilidad para cuando se convierten en adultos. Lo mejor es comenzar con las habilidades de organización a una edad temprana, sin embargo, no es fácil, hay que trabajar duro, tener persistencia y compromiso. Cuando le enseñas a tu hijo a ser organizado encontrarás que no solo el niño sino que toda la familia experimenta menos estrés. En este artículo te damos algunos consejos para que puedas saber cómo enseñar a los niños a ser más organizados y convivir mejor.


  1. Enseñar a estar preparado y planificar

  2. Enseñar a ser consistente y seguir las rutinas

  3. Enseñar la importancia de tomar decisiones claras

  4. Enseñar el valor de rendir cuentas

  5. Enseñar a ver las consecuencias de sus acciones

  6. Felicita al niño cuando se organiza

Enseñar a estar preparado y planificar

Una preparación minuciosa es la mitad del trabajo hecho. Enseña a tu hijo el valor de la preparación, por ejemplo, si se le asigna un proyecto para la escuela que comience de inmediato. Enséñale a pensar primero en los materiales que necesita, qué pasos debe seguir y calcular cuánto tiempo va a tomar completar el proyecto. Puedes incluso ayudarlo a crear una hoja de tareas, hacer listas de tareas pequeñas, y repartir tiempos hasta la finalización del proyecto.



Enseñar a ser consistente y seguir las rutinas

Ser consistente y trabajar duro en la tarea hasta que se ha hecho es lo realmente importante. Siéntate con tu hijo y explícale que es necesario establecer rutinas para el desarrollo de la disciplina. Dale un lugar para guardar sus libros, para hacer sus tareas y proyectos. Establece ciertas horas del día para que pueda hacer sus tareas e insiste en que se adhiera a esas rutinas. Asegúrate de que el niño mantiene un lugar designado para sus cosas, tales como mochilas, libros, chaquetas y juguetes.

Si tu hijo es creativo, imaginativo, disperso, es posible que tengas que probar una técnica diferente. Dale al niño la libertad de decidir de qué manera funciona mejor para él. Dale opciones y que elija.


Enseñar la importancia de tomar decisiones claras

A veces los niños quieren probar todo de una vez. Es necesario ayudarlos a establecer prioridades. La toma de decisiones es una habilidad valiosa que lo ayudará en su vida. Por ejemplo, si un niño no sabe si empezar a jugar al fútbol o ir a clases de guitarra, tiene un dilema. Pídele que haga una lista de los beneficios de cada actividad y que elija la diversión, lo que vaya a disfrutar más. Esta clase de pensamiento claro le ayudará a evaluar sus opciones, entender las limitaciones del tiempo y tomar la decisión correcta para él mismo.

Una vez que el niño entienda que todas las decisiones afectan a otros aspectos de su vida, va a aprender a tomar decisiones mejores y más eficaces en el futuro. ESto le va a enseñar a un hijo a ser independiente, sobre todo, para que pueda tomar decisiones por sí solo y aprenda a convivir con su individualidad.


Enseñar el valor de rendir cuentas

Haz que el niño se sienta responsable y rinda cuentas asignándole tareas del hogar apropiadas para su edad. Por ejemplo, un niño de 6 años puede ayudar a dividir la ropa blanca de color antes de un lavado. Un niño de 9 años te puede ayudar a secar los platos y apilarlos, e incluso lavar los platos. Cuando el niño vea que su contribución realmente hace la diferencia, aprenderá a ser responsable.


Enseñar a ver las consecuencias de sus acciones

Si a un niño se le ha asignado el cuidado de un gato, habla con él y explícale que si se olvida de darle de comer, el gato morirá de hambre. Cada niño entiende la importancia de la alimentación y la mayoría de los niños odian pasar hambre aunque sea por un rato. Explica que la barriga del gatito le va a doler mucho, y luego se sentirá débil si no se alimenta a tiempo. Enseñar que las tareas olvidadas tienen malas consecuencias hará que tu hijo sea más responsable.


Felicita al niño cuando se organiza

Alabarlo es fundamental. Recompensa a tu hijo a medida que aprende a ser más organizado. Esto reforzará las habilidades de organización que está aprendiendo. Hazle saber que estás orgulloso de él y que sabes que va a ser un gran adulto algún día.


**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo