El aire puro y la luz solar


Nunca se debería privar a los enfermos de una amplia cantidad de aire fresco cuando el clima es agradable. tal vez sus cuartos no estén construidos de tal manera que las puertas y las ventanas abiertas no ocasionen una corriente directa sobre ellos, exponiéndolos así a contraer un resfrío. En tales casos se deberían abrir las ventanas de algún cuarto adyacente y permitir así que el aire fresco entre en la habitación ocupada por el enfermo. Este resultará de mayor beneficio que los medicamentos, y es mucho más esencial para ellos que la misma comida. Si en lugar de privarlos de aire puro, se les redujera la comida, lo pasarían mejor y se recuperarían más pronto.


Muchos inválidos han sido confinados durante semanas y aún meses en habitaciones cerradas, sin poder gozar la luz del sol ni del aire puro y vigorizador del cielo, como si éste fuera un enemigo mortal, cuando estos elementos eran justamente la medicina que necesitaban para mejorar. Estos remedios valiosos que el cielo ha provisto sin dinero y sin precio, fueron descartados y se los consideró no solamente como inservibles, sino como peligrosos enemigos, en tanto que se aceptaron ciertamente los venenos prescritos por los médicos.


Han muerto miles de personas que podrían haber mejorado, por falta de agua y aire puros. Y miles de inválidos, que son una carga para ellos mismos y para los demás, piensan que sus vidas dependen de las medicinas que les recetan los doctores. Se cuidan constantemente del aire fresco y hasta evitan el uso del agua. Sin embargo, necesitan de estas bendiciones para recuperarse. Si comprendieran que deben dejar los medicamentos de lado y acostumbrarse a hacer ejercicio al aire libre y mantener sus casas ventiladas tanto en verano como en invierno, y si usaran agua pura para beber y bañarse podrían mantenerse compararativamente sanos y felices en lugar de arrastrar una existencia miserable.


La respiración profunda es otro factor que beneficia la salud. Para tener buena sangre debemos respirar bien. Las inspiraciones hondas y completas de aire puro que llenan los pulmones de oxígeno purifican la sangre, le dan brillante coloración y la impulsan como corriente de vida, por todas partes del cuerpo.. La buena respiración calma los nervios estimula el apetito hace más perfecta la digestión y produce sueño sano y reparador.


**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo