Planifica tu economía para la jubilación



Excepto en raras ocasiones, la jubilación anuncia una reducción de ingresos; y esto se acrecienta con la viudez. Pero el hecho no tiene porque resultar traumático si se han hecho los preparativos necesarios y se cuenta con una actitud correcta. Los siguientes consejos han ayudado a muchos a afrontar esta etapa.


1. Adopten un estilo de vida sencillo. Posiblemente sea este el principio más útil y fundamental para evitar la quiebra económica y salir adelante aún con medios reducidos. Esto es bueno hacerlo no solo en la jubilación, sino mucho antes de ella. Así, al retirarse, habrán aprendido a deleitarse de las cosas sencillas y no necesitarán de pasatiempos ostentosos.


2. Adquieran su propia vivienda. El gasto primordial en la mayoria de los presupuestos familiares es el alquiler o hipoteca de la vivienda en la que habita. Es sabio invertir en un plan de compra que permita, con el paso de los años, ser propietarios del piso o casa en la que se vive. Para el momento de la jubilación, ya no existirá la deuda que requería una parte importante de os ingresos.


3. Planifiquen su hogar de retiro. Con frecuencia las familias viven en los lugares adonde les lleva el trabajo. Al terminar la etapa laboral, la pareja jubilada tiene la opción de mudarse a una zona periférica o rural. Esto ayuda no solo a ganar paz y sosiego, sino tambén a reducir los gastos, pues las zonas urbanas tienden a ser bastante caras. Pero, atención, considere también sus necesidades sociales. Es decir, trasladarse a 300 kilómetros de la familia y de los amigos puede ser mucho más barato, pero no conviene desde el punto de vista de la interacción social y familiar.


4. Inviertan sus ahorros. Si durante la etapa laboral cuenta con ahorros adicionales, busque alguna manera segura de invertirlos. Con los años, una pequeña inversión puede llegar a ser significativa y los beneficios utilizarse para complementar la pensión o para ayudar a un hijo a establecerse.


5. Aprendan a ser felices . Si bien es cierto que el carecer de lo más esencial interfiere en la felicidad y la satisfacción personal, la condición de feliz no está ligada a los ingresos. La felicidad no se compra, se aprende. Aprendan a disfrutar de su situación particular. En vez de querer ser como los vecinos por parecer más felices que ustedes, sean ustedes mismos y gocen de la vida. Recuerden... no tiene más quien más tiene, sino quien menos necesita.


**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo