Extiende la mano y respeta

 

El que oprime al pobre afrenta a su Hacedor; pero el que tiene misericordia del pobre, lo honra. Prov. 14:31.

 

Se mide la grandeza de espíritu por la manera como se administra el poder y el dinero. Conocí a un hombre poderoso y rico que repentinamente perdió todo lo que tenía. La situación desesperada en que se encontraba lo motivó a leer la Biblia , después de ver mi programa de televisión, “El dinero me hizo soberbio. Me sentía un semi dios, dueño del mundo y de los que en él habitan —me dijo—. Si. hubiese conocido la Palabra de Dios, hubiera actuado de modo diferente”.

 

Cuando lo conocí comenzaba a levantarse otra vez en el mundo de los negocios. Esta vez con una actitud cristiana. Respetaba a sus trabajadores, los llamaba “mis colaboradores”, y los domingos preparaba un almuerzo especial para los pobres de la ciudad donde vivía.

 

La promesa que Dios presenta en el proverbio de hoy es que él honrará al que se compadece del necesitado. Somos canales a través de los cuales Dios quiere atender a aquellos que por algún motivo sufren. Si el canal está obstruido, Dios busca otro canal. Mientras el canal esté fluyendo limpiamente, Dios continuará bendiciendo a aquella persona.

 

Aunque este texto habla expresamente de los pobres y necesitados físicos, el mensaje se aplica también a las necesidades del alma. Las personas felices están siempre atentas y listas para ofrecer una palabra de ánimo al deprimido y un gesto de cariño y comprensión a los que atraviesan por el valle del sufrimiento.

 

El retorno es inmediato. No hay mejor bálsamo curador para las enfermedades del espíritu que extender la mano a quien necesita más que tú. La paz del espíritu y la satisfacción del deber cumplido, van juntas. Una es consecuencia de la otra.

 

Extiende la mano. Contempla a las personas como lo que son, frutos de la creación, reflejos de la misma imagen de Dios. Tratarlas con dignidad es tratarte a ti mismo con respeto. Esas personas pueden estar ahí, a tu alrededor, más cerca de lo que imaginas. Que Dios te prospere a lo largo de la jornada de este nuevo día. Evalúa tus relaciones humanas, porque “el que oprime al pobre afrenta a su Hacedor; pero el que tiene misericordia del pobre, lo honra. 

 

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

 

Please reload

Buscar por Categoria
Recientes

May 21, 2020

May 14, 2020

Please reload

Archivo