Traigan las velas



El 19 de mayo de 1780 acabó siendo conocido como el “día oscuro en Nueva Inglaterra”.

Puedes leerlo en Wikipedia. Dice lo siguiente:


“Día oscuro en Nueva Inglaterra se refiere a un evento sobrenatural que sucedió el 19 de mayo de 1780, en el que se observó un inusual oscurecimiento del cielo a pleno mediodía en la región de Nueva Inglaterra. Profesores de la Universidad de Missouri creen que la causa principal fue la combinación del humo de un incendio forestal, una delgada niebla y un día nublado. Pero la oscuridad fue tanta que necesitaron unas velas desde el mediodía hasta la noche, y no se dispersó hasta la medianoche siguiente”.


¿Qué habrías hecho si hubieras vivido en Nueva Inglaterra en ese tiempo? Tú estás tranquilo ese 19 de mayo de 1780. De repente, a medio día, las tinieblas se apoderan del sol. El cielo se oscurece y todo lo que ves te induce a pensar en el fin del mundo.


Ese día el pleno de la asamblea legislativa de Connecticut estaba reunido en sesión.

Habría sido asombroso verlo, ¿verdad? De repente, el sol se puso rojo, el cielo se oscureció y pensaron en encender las velas para alumbrarse en la oscuridad.


Todos se llenaron de temor. Pensaron que era el fin del mundo. Entonces acudieron a un devoto cristiano llamada Abraham Davenport, miembro de la asamblea y le preguntaron:”? ¿Suspenderemos la sesión? ¿regresaremos a casa con nuestras familias para esperar el fin? ¿Será este el día del juicio que el mundo espera?”


Mira que dijo Abraham Davenport: “Si es o no el fin, no lo sé, solo sé que mi deber y el mandamiento de mi Señor es “negociad entretanto que vengo”. De modo que el puesto que me ha dado en su providencia es donde decido quedarme hasta verlo cara a cara. No seré un siervo infiel, atemorizado en mi deber, sino listo estaré cuando el Señor de la cosecha llame. De modo que con toda reverencia dría que dejemos que Dios haga su obra y nosotros nos encarguemos de la nuestra. Traigan las velas”. Y eso fue lo que hicieron.

Mientras esperas la venida de Jesús, estudia, trabaja, haz planes para casarte. Nada de eso s contrario al mensaje bíblico. Al contrario, un espíritu de indolencia y ociosidad previo a su regreso a este mundo no tiene aprobación.


Dichoso el siervo cuando su señor, al regresar, lo encuentra cumpliendo con su deber, les aseguro que lo pondrá a cargo de todos sus bienes. (mateo 24:46,47)


**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo