¿Quién es la persona más importante de tu vida?

Tu respuesta a la pregunta que da título a esta reflexión determinará en gran medida tu éxito o fracaso en la vida. Los psicólogos dicen que lo que piensas de ti mismo está condicionado por lo que piense de ti la persona más importante de tu vida. Si él o ella dice que eres bonito, te sentirás bonito; si te tilda de tonta, te creerás una tonta; si considera que vales mucho, tú te sentirás valioso. En fin, esa persona es como el espejo en el que miras tus virtudes y defectos. El caso de Albert Einstein explica muy bien lo que quiero decir.


Un día el padre de Albert le preguntó al director de la escuela qué carrera debía estudiar su hijo. El director respondió: “Eso no importa. Albert nunca será exitoso”. Otro maestro calificó a Einstein de “perro perezoso”. Finalmente, la junta escolar determinó que ni siquiera merecía estar en la escuela, y lo expulsaron (Jess Brallier, Who Was Albert Einstein, pp. 14, 21). Si Einstein hubiera hecho de sus maestros las personas más importantes de su vida, el mundo hubiera perdido el privilegio de haber tenido una de las mentes más brillantes del siglo XX. Por suerte para él -y para nosotros-, Albert supo ubicar adecuadamente el lugar de sus maestros y nunca les dio el primer lugar en su vida.


¿Sabes por qué Albert Einstein logró descollarse por encima de todos los que creían que no tendría éxito? Porque su madre siempre lo trató como el hombre más inteligente que había conocido. Y como ella era la persona más importante de su vida, Albert creyó en todo momento que era un joven brillante, sin importar lo que dijeran sus maestros. Y eso lo indujo a ponerse por encima de la opinión de los demás.


Aunque la madre de Albert lo hizo bien, lo más conveniente es que Dios sea la persona más importante de tu vida. Mira lo que él dice de ti: “Te amo y eres ante mis ojos precioso y digno de honra. No temas, porque yo estoy contigo” (Isaías 43:4, 5, NVI). ¿Te das cuenta? Eres valioso. Eres amado. Eres digno de honra. Mírate en ese espejo. Si Dios piensa así de ti, ¡entonces tú has de ser una persona genial!


**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo