10 maneras de caer bien a las personas

July 4, 2018

 

1. Interésate genuinamente por los demás

 

Esta es la primera premisa de mi libro de autoayuda favorito, “Cómo hacer amigos e influir en las personas” de Dale Carnegie, que a pesar de haberse escrito en 1936, las premisas que son útiles para llevarnos bien con los demás siguen siendo las mismas ahora que entonces.

Una de las verdades más grandes que existen es que la gente va “a su bola” y no se fija apenas en los demás. Se preocupan mucho más por sus propios problemas. Tiene lógica. Y por tanto podemos favorecer el que nos vean con buenos ojos, simplemente mostrando interés por las inquietudes de los demás. Eso sí, no finjas interés, que eso “canta” mucho. Si te lo propones, seguro que encuentras algo de la otra persona que de verdad te interese.

 

2. No compitas con los demás, sé tu mismo

 

No tienes que ser superior a nadie para caer bien. Tienes que ser “majo”. Ya está. Te pueden caer bien muchas personas, no es algo excluyente, no te compares con los demás, solo trata de hacer las cosas de manera que creas adecuada.

 

3. Estudia a tu interlocutor para establecer puentes comunes

 

Todos y cada uno de nosotros somos distintos. Entonces, si somos distintos, ¿no parece de lógica tratar a cada uno de una manera diferente?

Incluso las mismas personas cambian según las circunstancias. Seguro que conoces a algunas personas que suelen ser simpáticas, pero que cuando se juntan con determinadas compañías se vuelven un poco… retrasados.

Si no le hablas de la misma manera a una señora de 80 años que a un chaval de 15, quizá deberías afinar más el filtro y tratar a cada uno de tus amigos de la manera más adecuada.

Por supuesto, con el máximo respeto a todo el mundo.

 

4. La imagen es importante

 

Como he dicho más arriba con lo de la entrevista a tu secretaria, aunque sea discriminatorio e injusto, el hecho de tener buena presencia ayuda a que los demás quieran nuestra compañía. Así funcionamos, nos guste o no. Sea justo o no. Y es importante saberlo.

Personalmente no creo que debamos obsesionarnos con nuestra apariencia física, pero no está de más sacarnos el máximo partido que podamos.

 

5. Llama a las personas por su nombre

 

Para cada uno de nosotros, nuestro nombre es la palabra más maravillosa del universo.

¿Verdad que te pones contento cuando alguien que consideras importante te llama por tu nombre? Piensas “Ohh este tipo importante me conoce”.

Pues eso pasa con todos en mayor o menor medida.

Soy importante. Aparezco dos veces seguidas en EstoyDeAcuerdo.net

 

6. No juzgues

 

¿Alguna vez has dejado de contarle algo importante para ti a algún amigo porque piensas que lo va a ver con malos ojos?

Y no me refiero a que quieras evitar una bronca porque hayas hecho algo mal. Es otra cosa. Es más sutil.

Si le cuentas a tu amiga que, le has sido infiel a tu novio, cosa que tú sabes que está mal, y lo primero que hace es machacarte… te sientes mal… y quizá estés más cómoda contándoselo a otra amiga que te vaya a entender mejor.

A ninguno nos gusta sentirnos juzgados, sobre todo cuando nos sentimos vulnerables. En esos casos, solo queremos cariño y un oído amigo.

Recuérdalo la próxima vez que alguien te cuente alguna travesura.

 

7. Sonríe

 

La sonrisa hace que la otra person a baje sus defensas, te identifique inmediatamente como “amigo”, como no peligroso, eso hará que inconscientemente se cree más empatía entre los dos.

Cuando alguien se acerca a ti con una sonrisa, automáticamente esto nos genera confianza. Y según Robin Dreeke, jefe de análisis de conducta del FBI, estimula el cerebro de la misma manera que recibir 25.000 dólares.

Pues yo prefiero el dinero

 

8. No critiques, no te quejes

 

¿Cuánto nos gustará criticar? ¿Y de quejarnos ya ni te cuento?

Cuando criticamos a otras personas inconscientemente estamos levantando una barrera que nos aleja de ellas.

Y con la queja sucede lo mismo. A nadie le gusta estar con una persona que todo el tiempo está hablando mal de todo y de todos. Acabas de él o ella hasta los…

Para evitar quejarte puedes leer estos 2 buenos artículos de Míriam Martín y Álvaro López que seguro que te ayudan.

 

9. Pide las cosas con educación

 

Siempre di por favor y da las gracias cuando alguien haya hecho algo por ti. "Es de bien nacidos ser agradecidos”

Párate a pensar lo bien que te sienta que alguien te dé las gracias cuando tú le has hecho un favor, ¿verdad que te sientes de maravilla? Con lo poco que cuesta hacerlo y lo potentes que son estas palabras. Podemos sacar mucho beneficio de ellas.

Simplemente diciendo por favor y gracias se activa en el cerebro inconsciente de la otra persona el programa “ese tío me cae bien”. Es así de sencillo.

 

10. No esperes nada de los demás

 

No hagas nada para caer bien si de verdad no crees que es lo que debes hacer.

Una cosa es tener educación y saber comportarse, incluso callarse en determinados momentos para evitar conflictos. Pero no debes cambiar tu personalidad ni hacer lo que no consideres correcto solo por agradar alguien en concreto.

De hecho a la larga, conseguirás el efecto contrario y además te sentirás mal contigo mismo.

 

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Please reload

Buscar por Categoria
Recientes

May 21, 2020

May 14, 2020

Please reload

Archivo