15 cosas que debes dejar de hacer a tus hijos desde YA

 

Nadie es un padre perfecto pero lo que sí es real es que hay información suficiente para saber qué es mejor o qué es peor dentro de la crianza. En este sentido, es necesario que seas honesto/a contigo mismo/a y que dejes de hacer estas cosas a tus hijos desde ahora mismo. Si no haces estas cosas fenomenal, pero si sí las haces, entonces... Es hora de cambiar el rumbo.

 

1- Sentir que les estás fallando

 

No existe ni la madre ni el padre perfecto, así que debes asumir que habrán días mejores que otros y esto no significa que estés fallando como padre o como madre. Si piensas todo el tiempo que les estás decepcionando no les estarás haciendo ningún favor, solo sentirán que te ocurre algo.

 

2- Hacer todo por tus hijos

 

Si haces todo por tus hijos estarás criando a hijos dependientes e inseguros emocionalmente, ¿realmente es eso lo que quieres? La mejor forma de criar a unos hijos independientes es permitirles practicar tiempo para serlo. Si tu hijo derrama la leche en la mesa, no lo limpies tú... ¡enséñale a limpiarlo él mismo!

 

3- Cuidar demasiado de tus hijos y desatender tu relación romántica

 

Si te centras demasiado en cuidar a tus hijos, te descentrarás en lo más importante para que ellos sean felices: tu relación de pareja. Alimenta tu matrimonio planificando citas románticas aunque sea en casa, conectándote con tu pareja todos los días o incluso, tomando un poco de tiempo cada día para hablar antes de acostaros por la noche a dormir.

 

 

4- Pelear por pequeñas cosas

 

Es necesario ser sabio y escoger bien las batallas que se quieren realizar. No puedes ganar todas las batallas y tampoco es saludable que lo intentes. Escoge tus batallas de crianza sabiamente, hay pequeñas cosas en el día a día que realmente no importan.

 

5- No dar responsabilidades a los hijos

 

Los niños necesitan responsabilidades acorde a sus capacidades reales para poder desarrollarse correctamente. Si crees que la vida de tus hijos es demasiado libre y despreocupada de responsabilidades es porque todas ellas recaen sobre ti. Es necesario asignar tareas a los hijos apropiadas a su edad.

 

6- Estar 24/7 con ellos

 

Es posible que te sientas culpable cuando no pasas todos los momentos de vida con tus hijos. Quieres disfrutar del tiempo de calidad con tu familia y eso hace que te descuides o que descuides a tus familiares y amigos. Está claro que debes disfrutar del tiempo en familia, pero también debes reconocer la importancia de dejar que tus hijos jueguen soloso entre los hermanos (y disfrutar de tu tiempo).

 

7- Gastar en exceso en ellos

 

Aprovechar al máximo el presupuesto familiar es todo un desafío mensual, sobre todo si eres quien se queda en casa con los niños. Si gastas demasiado dinero en tus hijos, está claro que la economía familiar puede irse al traste. Es necesario aprender a decir que NO para que dejes de gastar demasiado en tus hijos.

 

8-No enseñar a los niños a ser agradecidos

 

Les enseñamos a nuestros niños a decir "por favor" y "gracias", pero, ¿realmente saben lo que significa ser agradecido? Asegúrate de que las palabras que están hablando no estén vacías. Aprende a criar a niños agradecidos que aprecian todo y todos a su alrededor.

 

9-Ignorar el mal comportamiento

 

Hacer caso omiso a los niños cuando tienen un mal comportamiento pensando que 'son cosas de niños' o que 'ya pasará' solo te estarás diciendo a ti mismo y a tus hijos que ese comportamiento es aceptable. Es necesario aprender a controlar algunos comportamientos antes de que se descontrolen. Luego hay malos comportamientos que simplemente tendrás que abordar antes de que sea demasiado tarde. Que ignores las malas conductas no hará que desaparezca...¡solo se volverán peores!

 

10- Ser inconsistente en tu disciplina

 

Una semana le quitamos un privilegio, la próxima vez que veamos la misma ofensa cometida no haces nada. La disciplina incoherente es confusa para los niños y no les ayuda a aprender las lecciones valiosas que intentas enseñarles. Tendrás que elaborar tu propio plan para disciplinar a tus hijos y atenerte a él siempre.

 

11-Dejarles pasar tiempo con amigos equivocados

 

Aunque es cierto que quieres que tus hijos se relacionen con otros niños, no siempre debes sentirte emocionado/a cuando están con nuevos amigos. Es posible que te des cuenta que otros niños pueden no ser la influencia correcta para tu hijo. Dependiendo de la gravedad de la situación, hay muchas maneras de manejar las cosas cuando no te gustan los amigos de tus hijos... siempre con empatía y sin decirle que no juegue con ellos.

 

12- Forzar amistades

 

La otra cara de la moneda es que quieres que tus hijos tengan unos amigos en concreto. Obligas a tu hijo a que se inscriba a las mismas actividades o le invitas a tu casa aunque tu hijo no quiera. Aunque puedes ayudar a tus hijos a establecer amistades con otros niños,

 

nunca debes ni puedes forzarles a hacer amistades por las que no sienten ningún tipo de conexión.

 

 

13- Compararle con otros

 

'¿Por qué no puedes mantener tu habitación limpia como lo hace tu hermano?', 'Tu amigo Lucas saca buenas calificaciones en sus exámenes'. Los padres naturalmente tienden a comparar a sus hijos con otros. Sin embargo, no es justo comparar a nuestros hijos con nadie más. No solo los hacemos sentir culpables, realmente podemos dañar sus amistades con constantes comparaciones y alimentar la rivalidad entre hermanos o amigos. Nadie quiere ser comparado otras personas, especialmente los niños que todavía están tratando de descubrir quiénes son.

 

14- Querer que tus hijos sean perfectos

 

Tus hijos no son perfectos igual que tú tampoco lo eres. No te obsesiones intentando criar a niños perfectos, porque solo tienes que pensar en criar a niños felices. Si tus hijos están felices y emocionalmente equilibrados, lo demás vendrá solo.

 

15- Obligarles a comer alimentos que no les gusta

 

Es cierto que quieres que tus hijos coman saludablemente, pero si tus hijos se encabezan cada vez que comen judías verdes, es posible que no les gusten las judías verdes, sin importar lo mucho que intentes convencerles de lo contrario. Domina al comedor exigente con varias estrategias, haciendo platos atractivos con alimentos saludables, pero si insisten en que no les gusta cierta comida, obligarle todos los días a comerlo será una guerra que no ganarás.

 

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Please reload

Buscar por Categoria
Recientes

February 14, 2020

February 12, 2020

February 10, 2020

February 7, 2020

February 6, 2020

Please reload

Archivo