El síndrome del niño emperador


Por desgracia cada vez son más los niños que sufren el llamado síndrome del emperador. Dicho síndrome hace referencia a aquellos niños y adolescentes que abusan de sus padres sin el menor arrepentimiento. Además de aumentar el número de hijos tiranos, lo más preocupante es que dicho síndrome se manifiesta a unas edades cada vez más tempranas. La madre suele ser la gran perjudicada de dicha conducta y con el tiempo dicho maltrato y abuso se extiende a los otros miembros de la familia. Los expertos en el tema señalan una serie de causas por la que un hijo se puede volver un tirano.

Falta de dedicación de los padres

Son muchos los padres de hoy en día que apenas pasan tiempo con sus hijos. Dichos progenitores intentan compensar dicha ausencia dándoles todo tipo de caprichos a sus hijos. El niño se vuelve un auténtico consentido ya que tiene de todo y no sabe apreciar lo que le rodea. A pesar de tener de todo, le falta una serie de valores realmente importantes en cualquier niño como es el amor paternal, la importancia de la familia o el respeto.

No existen derechos ni deberes

Una consecuencia de la causa anterior es el hecho de que la educación recibida por parte de los padres no es la adecuada. El niño se va a criar con la ausencia de normas lo que con el tiempo se volverá en impunidad por parte del pequeño. El menor, debe tener una serie de derechos y deberes mientras se encuentre bajo la potestad de sus padres y mostrar un respeto hacia los mismos. Es normal que el niño al no tener ningún tipo de normas en su casa, se sienta superior y se vuelva tirano frente a sus padres.

Son muchos los padres de hoy en día que apenas pasan tiempo con sus hijos.

Ser hijo único

Si los padres saben educarlo como debe ser, el no tener hermanos no es una causa por la que el menor deba convertirse en un tirano. El problema es que en muchas ocasiones el hecho de ser hijo único provoca una sobreprotección muy grande por parte de los padres convirtiendo a su hijo en un niño caprichoso. Está demostrado que muchos de los niños que sufren el síndrome del emperador son hijos únicos.

Cómo hay que actuar ante un hijo tirano

Los expertos en el tema explican que el síndrome del emperador es una disfunción educativa que por suerte puede corregirse y tratarse. Para ello proponen 3 formas diferentes de actuación:

Los expertos en el tema explican que el síndrome del emperador es una disfunción educativa:

  • Lo primero que hay que hacer es potenciar al máximo la inteligencia emocional del niño. Ello es realmente importante a la hora de que el menor logre empatizar con los demás y se dé cuenta de la importancia de valores tales como la amistad, el respeto o la confianza.

  • Los padres deben ser un ejemplo para los hijos por lo que es esencial el dialogar en todo momento y evitar gritos y peleas dentro de casa.

  • Los padres deben establecer una serie de normas dentro de casa para que el niño no acuda a la violencia o engaño como normal general. Con dichas normas, el menor se vuelve mucho más responsable y los padres no pierden ni un ápice de autoridad.

La clave por tanto a la hora de evitar que los hijos se vuelvan tiranos se encuentra en la educación que reciban los mismos dentro de casa. De esta manera los niños crecen respetando a los padres y a los demás. Un niño tirano se hace debido a la distancia que les separa de sus padres y a la falta de afecto que recibe de sus progenitores. La familia debe de ser muy unida y el menor debe sentirse lo más querido posible.

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo