Los malos hábitos que te hacen envejecer más rápido

November 27, 2018

 

ADELGAZAR Y LUEGO ENGORDAR

El conocido efecto yo-yo es muy dañino para los tejidos del cuerpo, que luchan por encontrar un equilibrio. Los riesgos más comunes a los que nos expone son la formación de estrías y la pérdida de firmeza y elasticidad en la piel de todo el cuerpo.

 

FUMAR

Fumar tiene efectos nocivos sobre casi cada parte de nuestro organismo, concretamente sobre los aparatos respiratorios y cardiovascular. Debido a la liberación de radicales libres que potencia el tabaco, el cuerpo envejece más rápido.

 

GUARDAR RENCOR

Un estudio de 2005, publicado en el Journal of Behavioral Medicine, mostró que sentirse resentido y no perdonar a los demás aumenta los niveles de la hormona responsable del estrés (cortisol), lo que se traducirá en un empeoramiento de la calidad del sueño y un mayor riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes.

 

HACER DEPORTE SOLO ANTES DEL VERANO

Entrar en dietas relámpago y sesiones deportivas intensas sólo en vísperas del verano es la manera equivocada de acercarse a un modo de vida más saludable. El riesgo es encontrarse de nuevo con el efecto yo-yo y recuperar los kilos perdidos en invierno. El deporte es la mejor manera de liberar estrés y controlar el peso; no tienes que privarte de ello, solo tratar de ser un poco más constante.

 

COMER DEMASIADO DULCE

El consumo de dosis excesivas de dulces contribuye a la aparición de arrugas en la cara, ya que el azúcar acelera el proceso de envejecimiento de la piel. Si te cuesta demasiado renunciar a ellos, apuesta por el chocolate negro: contiene menos azúcar y tiene otros efectos beneficiosos para la salud.

 

USAR EL TELÉFONO ANTES DE IR A DORMIR

La luz azul del teléfono reduce la velocidad a la que eres capaz de quedarte dormido, lo que en definitiva significa menos horas de sueño y una apariencia más cansada al día siguiente. Guarda el teléfono al menos dos horas antes de ir a la cama.

 

FROTARSE LOS OJOS
Este es un gesto que repetimos frecuentemente cuando estamos cansados y que, sin que nosotros lo supiéramos, está dañado el colágeno de la piel alrededor de los ojos, una zona especialmente sensible. Usa cremas con vitaminas D y K para cuidar la piel en este área.

 

COMER FUERA FRECUENTEMENTE

Si comes con frecuencia fuera de casa, probablemente caigas en las garras de la comida rápida mucho más de lo que fuera deseable. Los azúcares y grasas saturadas contenidos en ellas promueven la aparición de diabetes y enfermedades del sistema cardiovascular. Intenta dar preferencia en tu dieta a los alimentos a base de harinas integrales y a aquellos que contengan omega-3, unas grasas que ayudan a mantener la piel joven, tonificada y flexible.

 

NO BEBER SUFICIENTE AGUA

Hidratarse adecuadamente es esencial para mantener tu piel joven. Acompaña tus comidas con agua, pero tampoco olvides beber mientras trabajas o realizas cualquier otra de tus tareas diarias.

 

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Please reload

Buscar por Categoria
Recientes

May 21, 2020

May 14, 2020

Please reload

Archivo