Taller de comunicación en pareja - Parte 2

 
Muchas veces las parejas comienzan en un nivel de conversación, luego de meses o años cambian a otro, levantan barreras, no hay transparencia, hablamos pero nos escondemos tras palabras vacías porque tenemos miedo de abrirnos a nuestro cónyuge. Miedo a que se burle, nos critique o de crear otro conflicto y por ende reaccionar mal. Es más fácil callarnos, no enfrentar la realidad y seguir viviendo de una manera superficial. De esta manera aprendemos a esconder bien adentro lo que sentimos.
 
Este es otro aspecto de la vida donde todos podemos y debemos crecer. Nunca es tarde para romper los moldes del pasado y buscar maneras distintas de abrir grietas en los muros que edificamos en nuestro matrimonio     aunque tengamos muchos años de estar juntos como pareja.
 
Digamos siempre la verdad aunque duela o nos cueste. 

No es que a veces mintamos pero lo que sí hacemos es esconder la verdad o decirla a medias. A veces nos quedamos con mucha bronca por algo que nos ocurrió y no decimos nada por no tener ganas de discutir. Lo que va a pasar es que lo archivamos con otros incidentes semejantes con el resultado de que nos va a costar cada vez más decir la verdad cuando si debemos decirla y enfrentarla.
 
Aceptemos al otro sabiendo que piensa, siente y procede de forma diferente o distinta a la nuestra. Aceptemos también que nuestras quejas, amenazas y consejos no van a cambiarlo. Nunca lo vamos a meter en nuestro molde, en vez de luchar para tratar de cambiarlo, aprendamos a aceptarlo tal cual es. 
Si hay conflictos entre ambos soy yo quien debe cambiar, no mi pareja. No hablamos de casos extremos donde hay borracheras o violencia sino de diferencias normales de carácter, preferencias, costumbres, actitudes, acciones, etc.

 

 

Muchas parejas ocultan sus sentimientos, ideas, convicciones y reacciones personales. A veces en las entrevistas preguntamos:
 ¿qué piensa tu esposo o esposa de todo esto? 
La respuesta es: "no le digo esto porque no me entendería". En realidad quiere decir: "no comparte mi parecer y quiero evitar toda pelea". La paz en el matrimonio no se logra ocultando ciertos temas sino hablándolos,  hablarlos para una verdadera comprensión mutua. 

Los hombres y las mujeres somos muy diferentes. A la mujer le interesan más los detalles que las ideas generales. A veces los maridos escuchan distraídos porque no comprenden que la mujer está hecha de tal manera que los detalles tienen gran importancia para ella. 

Con la palabra el hombre expresa ideas e informaciones pero la mujer con la palabra expresa sentimientos y emociones. Nos cuesta muchas veces expresar TE QUIERO O TE AMO. Sabemos que nuestro cónyuge nos ama pero necesitamos oírlo todos los días. ¿Le digo a mi esposo o esposa que le amo y también se lo demuestro?.
 
En una oportunidad atendimos a un anciano de 81 años que había quedado viudo hacia unos tres años. El lloraba por la ausencia de su esposa y dijo: “La amé como 90 y le demostré como 20”.
 

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Please reload

Buscar por Categoria
Recientes

February 14, 2020

February 12, 2020

February 10, 2020

February 7, 2020

February 6, 2020

Please reload

Archivo