Taller de comunicación en pareja - Parte 3

 
 Una buena comunicación requiere un espíritu comprensivo pero por eso no debemos pasar por alto los errores. Hay ocasiones cuando el esposo no estará de acuerdo con su esposa y tendrá que señalárselo, la esposa a veces tendrá que actuar de la misma manera.
 
Una buena comunicación involucra una conversación libre abierta escuchar con atención y cuidado.

Implica tanto el envío  como la recepción de un mensaje. Saber escuchar implica dejar que mi cónyuge hable sin que yo lo interrumpa.
 
Una mujer dijo en una historia que contó: "la semana pasada íbamos por la ruta 22... no querida era la 20. Oh tienes razón dijo ella. Bueno sigo, íbamos a 90 Km por hora... no querida íbamos a 95. La esposa hizo varios intentos más y luego dijo: "Seguí vos la historia".
 
Esto lamentablemente ocurre muy a menudo en conversaciones, finalmente la comunicación efectiva se debilita.
 
Siempre que sea posible dejemos lo que estamos haciendo y concentrémonos en lo que el cónyuge nos está diciendo. Si está arreglando el auto deje de hacerlo y dele a su esposa toda su atención. Si está lavando los platos deje de hacerlo y dele a su esposo también toda su atención.

 

 

A veces no será factible pero siempre que podamos, hagámoslo. Si no podemos hacer una pausa de inmediato, expliquemos que no podemos dejar el trabajo pero en cuanto podamos lo dejaremos. NUESTRA RELACION DE PAREJA ES MÁS IMPORTANTE QUE CUALQUIER OTRA PERSONA O COSA.
 
En la relación matrimonial la comunicación puede calificarse de supervivencia. No es optativo sino vital. 

Es el flujo de vida, el nervio, el latido del corazón. 

Cuando falta esto la relación matrimonial se deteriora y muere. En los casos donde es fuerte la relación matrimonial prospera y los dos llegan a ser uno solo.
 
Sugerencias practicas para la buea comunicación en el matrimonio:

*Cuando hay problemas debes estar dispuesto a admitir que los dos son parte del problema.
 
*Debes  estar dispuesto a cambiar y no tratar de cambiar al otro.
 
*Evita el uso de palabras cargadas emocionalmente: "en realidad no me amas", "siempre haces tal o cual cosa", "nunca haces algo bien", "no me importa", etc.
 
*Háste responsable por tus propias opiniones, palabras, acciones y reacciones. No le eches la culpa al otro. Acepta tu enojo, tu ataque o tu depresión.
 
*Evita volver a discusiones pasadas.
 
*Ocúpate de un problema a la vez y luego encara el siguiente.
 
*Ocúpate   del presente y no del pasado a no ser que te ayude a resolver problemas         del presente.
 
*Aprende a comunicarse con formas no verbales.
 
*Expresa al otro tus pensamientos, preocupaciones, cuéntale tus actividades.
 
*Escucha, comprende y responde al sentido que está detrás de lo que se está diciendo.
 
*¿Qué deseas que te haga su cónyuge, que te diga la verdad, que te pregunte tu opinión, que te ayude en alguna necesidad, que se comporte bien, que te agradezca tu ayuda o servicio? entonces haz eso mismo por tu pareja.
 

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Please reload

Buscar por Categoria
Recientes

May 21, 2020

May 14, 2020

Please reload

Archivo