Conflictos y peleas entre parejas


El desacuerdo, el conflicto y la pelea
Algunos desacuerdos insignificantes llevan a acusaciones, abren viejas heridas y ponen ladrillos en el muro que separa a 2 personas que deberían ser una sola. Cuando 2 personas se conocen tienen muchas cosas en común pero en otras muchas difieren.
Cuando nos conocemos no notamos las diferencias pero al acercarnos, cada vez son más evidentes. Por ejemplo yo prefiero salir a pasear de noche mientras mi pareja prefiere quedarse en casa. Cuando somos novios es fácil resolver el problema pero una vez casados comienzan los conflictos. Es una cosa pequeña pero la suma de cosas pequeñas traen los desacuerdos, los conflictos y las peleas. Seguramente todos nosotros podríamos llenar algunas hojas con la lista de diferencias que fácilmente llevan al conflicto y la pelea.
Hay 2 maneras en que a veces pretendemos resolver nuestros conflictos
1) La dominación de uno sobre otro y no necesariamente del hombre sobre la mujer. Es una relación sin conflictos porque uno de los dos siempre cede. Antes el hombre dominaba sobre la familia pero hoy a veces la mujer es la que domina.
2) La alienación. No están de acuerdo entre ellos, ninguno de los 2 cede pero en vez de pelear comienzan a distanciarse el uno del otro. Cada uno va por su propio camino, vive su propia vida y se relacionan lo mínimo necesario. Hay muchos matrimonios así: comparten la misma casa, la misma mesa, la misma cama pero en todo lo demás viven separados. Su relación se va secando como una rama cortada.

Soluciones
Cuando la pareja aprende a resolver sus conflictos. Una diferencia en la pareja no es una amenaza sino una oportunidad para acercarse. No deben atacarse mutuamente sino que atacar el problema. No siempre es uno el que cede sino que los 2 pueden ceder mutuamente hasta encontrar una solución equilibrada entre los deseos de ambos.
Es cierto que hay diferencias que llevan a una discusión pero la discusión en si no es mala. Esta puede terminar en una pelea o puede también llevarnos a soluciones si está bien manejada.
Hay algunas reglas de juego que deberíamos aplicar cuando una diferencia se acerca al conflicto
*Nunca critiques al otro en público
*No almacenes criticas para luego sacarlas todas juntas a la luz.
*Nunca utilices la violencia.
*Nunca ataques a la otra persona ni te defiendas diciendo: "tú haces lo mismo".
*Nunca saques conflictos viejos como "arma" a menos que sea para resolverlos
*No generalices diciendo: "tú nunca ... o... tú siempre".
*Nunca discutas para ver quién gana, la meta debe ser la satisfacción mutua.
En la vida matrimonial los 2 son ganadores y ninguno perdedor. Cuando uno de los dos cede no es mala la solución si el que cede lo hace de buena gana y si no es siempre el mismo el que lo hace. Uno de los 2 adopta la posición del otro. Si los 2 ceden en diferentes oportunidades es una solución aceptable a un conflicto. Nadie pierde porque al pasar el tiempo los 2 ganan.
Cuando 2 personas viven una vida íntima, las diferencias y los conflictos son inevitables pero no tienen que llevarnos a disputas o peleas. No tienen que abrir heridas y construir obstáculos en la relación sana. Podemos aprender a no enojarnos sino sentarnos a escuchar, conversar y llegar a un acuerdo aceptable para ambas partes.
¿Qué debemos hacer cuando nos descontrolamos y una diferencia nos lleva a la contienda? ¿Qué debemos hacer cuando perdemos la paciencia, decimos cosas que no debemos y herimos al otro? La última palabra en este caso es PERDÓN. El tiempo nunca borra las contiendas, ni nunca sana las heridas.
El recuerdo y la amargura de una pelea puede molestarnos durante muchos años. Los efectos de una contienda solamente se borran con EL PERDON. Algún autor citó este consejo muy sano:
Hacen falta 2 personas para crear un problema matrimonial y si yo he participado de la disputa he sido parte del problema, tal vez ella estuvo interpretándome mal. puede que ella lo empezase sin tener esto en cuenta. aún en el caso de que mi culpa fuese del 1% y la suya del 99% lo que (lo que normalmente no es así) necesito buscar humildemente su perdón por este 1% mío.

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: www.facebook.com/impactoproactivo

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo