De Oruga a Mariposa. 3 Ejercicios para aumentar tu autoestima


Photo by Austin Schmid on Unsplash

Tres ejercicios precedentes para aumentar tu autoestima

1.- Crear un recordatorio de cualidades positivas

El primer ejercicio para aumentar tu autoestima implica la creación de un Recordatorio de Cualidades Positivas.

Una de las características de las personas tan negativas es que eliminan información y se quedan con lo menos bueno de ellas. Es decir, seguro que han tenido experiencias positivas y magníficas pero las minimizan tanto que apenas pueden focalizarse en ellas.

Así que como parte del proceso para aumentar tu autoestima y dispararla a niveles del infinito y más allá (los que tenéis niños sabréis el autor de la frase) vas a escribir todas las cosas que son buenas de ti.

Para ayudarte a hacer una lista de tus cualidades positivas, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es lo que me gusta de lo que soy?

  • ¿Qué características tengo de que son positivas?

  • ¿Cuáles son algunos de mis logros? ¿Qué cualidades me permitió lograr esos logros?

  • ¿Cuáles son algunos de los retos que he superado? ¿Qué cualidades tengo que me permitió superar esos desafíos?

  • ¿Cuáles son algunas habilidades o talentos que tengo?

  • ¿Qué dicen los demás que les gusta de mí?

Mira en tus respuestas a las preguntas anteriores y luego haz una lista de todos tus atributos positivos. Algunas de las cosas de tu lista podrían ser:

  • Agradecido

  • Adaptable

  • Cuidado

  • Caritativo

  • Alegre

  • Considerado

  • Creativo

  • Cooperativa

  • Curioso

  • Determinado

  • De trato fácil

  • Honesto

  • Ingenioso

  • Responsable

  • Buen escucha

  • Amistoso

  • Indulgente

  • Persistente

  • Organizado

  • Autocontrolado

  • Buen sentido del humor

  • Confiable

  • Original

  • Inteligente

  • Amable

  • Divertido

Ahora vas a recordar ejemplos específicos en el pasado, cuando demostraste cada una de las cualidades positivas que has escrito en la lista. Para cada cualidad positiva de tu lista, anota tres ejemplos.

A modo de ejemplo, si escribiste que eres considerado, podrías escribir las tres cosas siguientes como ejemplos:

  1. Cuando mi amigo se enfermó el mes pasado me hice cargo de regarle el jardín todos los días.

  2. Cuando mi hermano estaba una mala racha económica el año pasado le presté el dinero que necesitaba para pagar su alquiler.

  3. La semana pasada ayudé a mi colega con su presentación, ya que no sabe cómo utilizar Power Point muy bien, (yo tampoco) y yo soy muy bueno para la creación de presentaciones en Power Point.

Además, pon en marcha un diario en el que anotes al final de cada día lo que hiciste bien durante el día, y las cualidades positivas que demuestras al hacer esas cosas.

2. Cambia tus hábitos de pensamiento

Tu baja autoestima no se deriva de los acontecimientos que se están produciendo a tu alrededor, sino a partir de tu interpretación de esos eventos.

Cuando sucede algo que te hace sentir mal contigo mismo, desafiar esa interpretación que estas realizando es fundamental para no engordar la bolsa de basura mental y así aumentar tu autoestima.

Puedes hacer esto al hacerte preguntas, como las siguientes:

  • ¿Estoy solamente notando las “cosas malas”?

  • ¿Estoy filtrando las cosas buenas?

  • ¿Estoy asumiendo que sé lo que otros están pensando?

  • ¿Estoy fijando expectativas poco realistas para mí mismo? ¿Cómo puedo hacer mis expectativas más realistas?

  • ¿Cómo puedo ver esto desde una perspectiva diferente?

  • ¿Cómo puedo replantear lo que mi “acosador interior” está diciendo para que sea una crítica constructiva que puedo utilizar para mejorar?

  • ¿Estoy exagerando los aspectos positivos de los demás?

  • ¿Estoy menospreciando mis propios aspectos positivos?

  • ¿Qué suposiciones estoy haciendo? ¿Cómo puedo estar seguro de que estas suposiciones son ciertas? ¿Qué experimento puedo llevar a cabo con el fin de probar mi hipótesis?

Lo que sientes acerca de ti mismo está en el núcleo de tu autoestima y tu bienestar. Además, estos sentimientos son una reacción a los pensamientos que estas teniendo acerca de los acontecimientos que se están produciendo a tu alrededor.

Cuando tengas un sentimiento negativo acerca de ti mismo, cuestiona los pensamientos que te llevaron a esos sentimientos negativos.

2. Ejercicio de los Cinco Dedos

Este ejercicio te va a gustar.

Es un ejercicio simple para elevar tu estado de ánimo cuando te sientes mal contigo mismo.

  1. Haz algunas respiraciones profundas. Permítete sentirte relajado y tranquilo.

  2. Toca el dedo pulgar en el dedo índice. Entonces, piensa en un momento en que te sentiste amado y cuidado. Por ejemplo, podría ser un momento en que te enfermaste cuando eras niño y tu madre se hizo cargo de ti todo el día.

  3. A continuación, toca el dedo pulgar en tu dedo medio. Piensa en un momento en que te sentías un tio/a con éxito. Podría haber sido cuando tuviste la mejor calificación en una prueba cuando estabas en la escuela, o un ascenso en el trabajo.

  4. Toca el pulgar en tu dedo anular y recuerda un momento en que hiciste algo importante para alguien más. Por ejemplo, podría ser el momento en que tomaste parte de tu paga extra de Navidad y lo utilizaste para comprar un regalo a un niño que de otro modo no habría recibido ningún regalo.

  5. Toca el pulgar con tu meñique y piensa en un recuerdo de realmente amar a alguien más. Podría ser a un familiar, un amigo, o una relación con otra persona.

Practica este ejercicio cada vez que necesites un recordatorio rápido de cómo sentirse bien contigo mismo y para aumentar tu autoestima.

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: https://www.facebook.com/impactoproactivo/

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo