¡A poner atención!


Photo by Alexander Dummer on Unsplash

Qué emocionante es ver a tu bebé crecer. Es un poco más independiente, capaz de concentrarse en una actividad en particular, e incluso entretenerse durante períodos cortos de tiempo. Independientemente de que esté creciendo, tu peque necesita mucha de tu atención. Todos la necesitamos. Los niños necesitan recibir atención para poder sobrevivir – sin ésta, no serán capaces de desarrollarse de la manera adecuada.

Al dar atención a tu pequeño, le demuestras que le amas – además, satisfaces una necesidad importante para su crecimiento y desarrollo.

Falta de atención

Los niños que no reciben una atención apropiada pueden desarrollar problemas emocionales, intelectuales y aún problemas físicos.

El peque que no recibe atención de manera regular, puede empezar a comportarse negativamente, por ejemplo puede comenzar a hacer pataletas o a pegarle a otros niños o a los animales. Este comportamiento no hace de tu niño “un niño malo”, tampoco trata de ser manipulativo. Lo que te está comunicando con su comportamiento es que necesita algo, que incluye su necesidad de recibir tu atención para poder sobrevivir y crecer.

Los niños en edad preescolar o los mayores pueden mantenerse con menos atención por períodos más extensos. Es emocionante, por ejemplo, que a veces puedas cocinar mientras se sienta feliz a la mesa y se pone a dibujar.

Éste es el momento para que le digas cuánto aprecias el que se concentre en su dibujo. Has paréntesis para notar los colores que usa y para darle un beso o unas palmaditas en su hombro. Al darle esta atención positiva, es posible que puedas evitar la siguiente situación.

Atención positiva

Hay un sin número de maneras de asegurarte de que tu peque está recibiendo el tipo de atención que necesita.

  • Antes de que te interrumpa, deja de usar el teléfono o el celular. Apaga la computadora y la televisión. Le podrás prestar más atención y mostrarle que las interacciones de manera personal son a veces más importantes que el textear.

  • ¡Pon atención a lo positivo! A todo mundo le encanta recibir apoyo con lo que están realizando, tu peque no es diferente. Cuando notas las cosas positivas, le fortaleces su autoestima y estimulas su confianza. – Cuando le reafirmas que puede realizar algo sin ayuda, lo creerá. De esta forma edificas su independencia

  • ¿Recordó lavarse las manos antes de ir a cenar? Comunícaselo.

  • ¿Puso la mayoría de sus juguetes en su lugar?

  • En vez de notar los juguetes que no recogió, reconócele los que sí puso en su lugar.

  • Hazle saber que tendrá la oportunidad de realizar la actividad de buena manera diferente la próxima vez.

  • Ayúdale a hacer la actividad. Al hacer las tareas o actividades juntos, le proporcionas atención y apoyo.

  • Háblale bonito cuando hace sus cosas mientras te deja hacer las tuyas.

  • ¡No le juzgues! Evita usar palabras tales como “bueno” o “malo”.

  • Cuando le dices “¡buen trabajo!” tu peque puede interpretar que no le estás poniendo atención a los detalles de lo que hizo.

  • “Buen o mal trabajo” no describe lo que en realidad realizó — puede que no entienda qué es lo que específicamente hizo bien o mal. No sabrá cómo recrearlo o evitarlo la próxima vez que lo realice.

  • Crea momentos especiales.

  • Ya sea una caminata alrededor de la cuadra después de cenar o un abracito cariñoso a la hora de ir a la cama. Tengan de manera consistente un tiempo especial para ustedes dos. Disfruten de hacer algo juntos.

  • Cada día…

  • Es muy positivo tener un tiempo especial para los dos, pero la mayoría del tiempo que pasas con tu peque es parte de la rutina diaria.

  • Muéstrale curiosidad sobre lo que esté haciendo o pensando.

  • Ponle atención a las tareas y actividades de todos los días, como el vestirse o el desayunar.

  • Si la mayoría del tiempo le pones atención cuando está demostrando un comportamiento negativo o difícil, aprenderá que si quiere recibir tu atención deberá romper un plato o pegarle a su hermanito.

  • No entretengas una pelea de gritos o un sermón. Trata calmadamente de definir los límites, las reglas y las consecuencias de forma clara – si intencionalmente tiró el plato del helado al suelo, no le des más helado por el momento.

  • Ten consideración y compasión

  • ¿Está comiendo alimentos saludables y durmiendo lo suficiente?

  • ¿Extraña a sus abuelitos que acaban de irse a su casa?

  • ¿Se estará enfermando o se siente mal?

  • ¿Tiene estrés o siente incomodidad con algo o con alguien de la escuela o de la guardería

  • Considera lo que esté pasando cuando tu peque demuestre un comportamiento negativo. Puede que no sepa cómo comunicar sus sentimientos, pero puedes averiguar lo que está pasando y cómo enfrentar lo que está sintiendo.

  • Observa tus actitudes. Puedes que estés distraída o tengas poca paciencia debido a las cosas que están pasando en tu vida – ¿está reaccionando a tu estado de ánimo?

  • Haz un inventario personal.

  • ¿Estás comiendo saludablemente y durmiendo bien?

  • ¿Pasas suficiente tiempo a solas, con tu pareja o tus amistades?

  • ¿Tienes mucho estrés en tu trabajo?

Demasiado, demasiado poco o justo la cantidad correcta

No hay manera de darle “demasiado” amor a tu peque.

Negarle o rechazar su atención no le enseña a ser independiente, ni a comportarse positivamente.

Dale mucha atención por las cosas que hace y que te gustan y especialmente cuando esté más grande. Establece también límites claros y las consecuencias naturales de sus acciones. Aliéntale y apóyale a ser independiente – lo que incluye darle atención positiva. Crearás un hogar más tranquilo ahora y será la base de una mejor relación a futuro.

**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: https://www.facebook.com/impactoproactivo/

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo