Cómo Lograr Tener El Hábito De La Lectura En Tu Rutina Diaria


Photo by Sincerely Media on Unsplash

Como cualquier hábito, el hábito de la lectura requiere de la constancia.

Me explico mejor: tienes que leer todos los días o por lo menos de lunes a viernes, es decir tener una rutina para ser constante.

-“Todos los días, imposible no puedo”

¡Espera! aún no renuncies, tengo para ti paso a paso que te ayuda a lograrlo y un test que te ayudará a encontrar tu libro perfecto.

Al final encuentras algunos extra tips que te darán ese empujoncito para empezar a leer desde hoy (sin excusas).

1 Elige un libro que te motive

La literatura clásica es bellísima pero, es al principio puede ser difícil de leer.

Te aconsejo que elijas un libro simple (incluso algunos para niños o jóvenes son divertidos).

Una forma de elegir un libro es pensando en el tipo de películas que te gusta ver. Tal vez te inclinas más por el suspenso o tal vez por el romanticismo y prefieres una novela de amor.

Las posibilidades son infinitas. Investiga los más vendidos o los autores más famosos, también puedes pedir ayuda en la biblioteca o preguntarle a algún amigo.

Aquí puedes realizar un test gratis para descubrir cuál es el que mejor se ajusta a tu personalidad y preferencias.

En base a tus resultados encuentras algunos libros recomendados.

Una vez que tengas claro qué libro leer, ve al siguiente paso…

2 Define cuándo vas a disfrutar de tu libro

Reserva un momento del día por adelantado en el que estarás leyendo (tú sabes que SÍ hay un espacio en tu apretada agenda).

Mejor que una hora exacta para empezar a leer, yo te recomiendo que sea un rango de horas o después de una actividad que ya sea un hábito dentro de tu rutina.

Por ejemplo: antes de ir a la cama, de camino a la escuela o al trabajo, después de mis actividades cotidianas, entre las 10 pm y hasta que tenga sueño, etc.

3 Dedícale el tiempo que tú puedas (no importa si es poco)

¿Cuánto tiempo puedes leer (de forma realista)?

El objetivo es empezar con metas cortas que sean fáciles, por ejemplo, 2 minutos son perfectos para empezar o leer solo 10 páginas.

Si 2 minutos es complicado para ti, hay algo aún más fácil: solo abre el libro (sin leerlo)

¿No crees que funcione? …

Te sorprenderá ver, que con solo abrir el libro bajo el mismo horario estarás creando un hábito que te permitirá después leer tanto como quieras.

Si tú ya lees de forma habitual pero quieres leer más, entonces establece tiempo de lectura más grande, por ejemplo: 30 minutos o un capítulo completo.

El punto es que seas realista y le dediques el tiempo que tú puedas. La mejor parte de leer es que la lectura por sí misma es una gran recompensa.

4 Escribe todo tu plan y crea un recordatorio

Ahora que ya sabes qué libro leer, cuándo y cuánto leer, tienes un plan completo, pero, te recomiendo que lo escribas en tu agenda, calendario o en una nota en el móvil.

¿Por qué? porque se ha visto que las personas que escriben sus metas, tienen más probabilidades de lograrlo porque es una forma de compromiso personal, además, así le das la importancia que merece y te ayuda a organizarte mejor para no fallar.

Por ejemplo: «Después de ponerme el pijama me siento a leer en el sofá por 20 minutos»

Crea un recordatorio físico para no olvidar leer.

Este recordatorio puede ser una nota en tu mesa de noche, una alarma en el móvil, o simplemente poner el libro en un lugar visible.

¡Extra Tips para empezar a leer sin falta a partir de hoy!

Con estos extra tips podrás tener sin excusas el hábito de la lectura ya mismo:

  • Leer no es un deber, es un momento para disfrutar

Deja de ver a los libros como algo aburrido. Date la oportunidad de leer solo por diversión (como ver una película).

Haz de tu tiempo de lectura toda una experiencia:

Elige un lugar que te guste y en el que puedas relajarte completamente. Quítate los zapatos y ponte ropa cómoda. También es una buena idea incluir una bebida refrescante o un té calentito durante ese momento.

Si lees mientras viajas o esperas en algún lugar, siéntate en una postura cómoda y donde haya luz.

  • Aleja cualquier distracción mientras lees

Trata de concentrarte en la lectura (aunque sea por 2 minutos). Aleja cualquier distracción (móvil, tv, computadora) y encuentra un espacio dentro o fuera de casa que te relaje.

  • Se vale cambiar de libro si es aburrido (o no te gusta)

Tú estás leyendo porque es divertido.

Así que si un libro solo te da pereza, cámbialo. Pero antes de renunciar, dale por lo menos a ese libro un capítulo más de oportunidad…

  • No te preocupes por la velocidad

Cuando comes algo sabroso lo masticas bocado a bocado lentamente. Lo mismo pasa con los libros: lee solo por el placer de hacerlo y tomate todo tu tiempo para terminarlo (sin pausas pero sin prisas).

Recuerda que el número de libros, no importa, no es una competición.

  • Comparte la experiencia con tus amigos y/o familia

Cuéntales a tus amigos o familiares de que trata el libro que estás leyendo. Es una forma de motivarte a no dejar de hacerlo.

Otra idea es compartir en alguna red social los libros que has leído o que estás leyendo.

Si tienes niños pequeños, leer se puede convertir en un momento agradable y al mismo tiempo formar el hábito de lectura en tu rutina y en la de tus hijos

  • Lleva tu libro a todos lados para aprovechar el tiempo

Mientras estas de camino al trabajo o mientras esperas en la aburrida fila del banco puedes leer. Aprovecha esos minutos muertos para avanzar las páginas de tu libro favorito.

*Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: https://www.facebook.com/impactoproactivo/

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

2015 - 2019 IDM --Misión Internacional de Desarrollo