Construyendo nuevos hábitos que se mantengan



Photo by Brooke Lark on Unsplash


Fuente: https://blog.corporacionbi.com/


Los cambios de hábitos no son algo que deba tomarse a la ligera. Pueden tener éxito, pero requiere mucha energía, concentración y motivación, y es difícil hacerlo con muchos hábitos a la vez. Te recomendamos que comiences con un hábito y apliques una metodología probada de cambio de hábitos a ese hábito, y luego, una vez que se haya convertido en un hábito, pasa al siguiente hábito.


Hacer un hábito a la vez requerirá algo de paciencia, pero al mismo tiempo no es tan abrumador y es mucho más fácil adoptarlo de esta manera. Si ya eres bueno en algunos de estos hábitos y si eres bueno cambiando tus hábitos, es posible hacer más de uno a la vez. Aún así, no recomendamos más de 2 o 3 a la vez, porque cuanto más hagas, menores serán tus posibilidades de éxito. No intentes hacer mucho más que eso. Comienza de manera simple y agrega gradualmente los otros hábitos como mejor te parezca.


Ahora bien, ¿qué hábitos deberías adoptar primero? Recomendamos el orden en el que aparecen, pero eso está lejos de ser obligatorio. Podrías hacerlos fácilmente al revés o revolverlos. Si no deseas hacerlos en el orden recomendado, ve cuáles te beneficiarán más y dales una mayor prioridad. Roma no se construyó en un día, así que date tiempo para hacer estos cambios.


Si comienzas ahora y adoptas de 1 a 2 hábitos por mes, al final del año tendrás algunos buenos hábitos en tu haber. Estos son algunos de los métodos más importantes que puede utilizar para hacer que estos cambios de hábitos tengan éxito:


1. Desarrolla uno a la vez

Cambiar los hábitos puede ser difícil y es fácil sentirse abrumado si intentas cambiar demasiado y rápido. Será mucho más probable que desarrolles hábitos a largo plazo si te concentras en desarrollar solo uno a la vez.


2. Haz tu compromiso lo más público posible

Colócalo en tu blog, únete a un foro en línea y cuéntale a la gente, a tu familia y amigos o envía una actualización diaria por correo electrónico sobre tu progreso. Cuanto más positiva sea la presión pública para que cambies, mejor.


3. Practica todos los días durante 30 días

Cambiar tus hábitos es una habilidad y, como cualquier habilidad, requiere práctica. Comprométete a un desafío de 30 días y trata de hacer tu nuevo hábito todos los días durante 30 días. Te entrenarás para hacer ese nuevo hábito, una y otra vez. Si te equivocas, no te castigues. Inténtalo de nuevo. La práctica hace la perfección.


4. Controla tu progreso diariamente

Esto puede parecer difícil, pero hará que tu cambio de hábito sea mucho más probable que tenga éxito. Regístrate antes de ir a la cama, colocando tu registro al lado de tu cama. Te motivará y te hará sentir genial mientras miras hacia atrás en todo tu progreso.


5. Encuentra a alguien que te apoye durante el proceso

Únete a un grupo en línea o cambia tu hábito con un compañero. Independientemente de cómo los encuentre, haz que otros cambien de hábito contigo y será mucho más fácil.


6. Recompénsate con frecuencia

Al principio, recompénsate al final de cada uno de los primeros tres días y luego al final de cada semana. Finalmente, date una gran recompensa al final de tu desafío de 30 días.


7. Concéntrate en tu hábito durante los 30 días completos

Es extremadamente importante que mantengas tu enfoque en este nuevo hábito durante los 30 días completos. Por eso es difícil hacer más de uno o dos hábitos a la vez; no puedes mantener el enfoque. Encuentra formas de volver a concentrarte en tu hábito. Coloca carteles alrededor de tu escritorio o casa. Envíate recordatorios por correo electrónico. Sin importar cómo lo hagas, ¡mantén el enfoque láser!


8. Piensa positivamente

Este es quizás el elemento más importante. Si te dices a ti mismo que puedes hacer esto, que lo harás, entonces lo harás. Aplasta todos los pensamientos negativos y reemplázalos por positivos. ¡Puedo hacerlo!

En resumen, no intentes apresurarte y adoptar demasiados hábitos nuevos a la vez. Será mucho más probable que tengas éxito si los tomas uno a la vez. Utiliza las técnicas proporcionadas en este segmento para asegurarte de que cada hábito se adopte con éxito antes de pasar al siguiente.

"El comienzo es la mitad de cada acción". - Proverbio griego


**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: https://www.facebook.com/impactoproactivo/

Buscar por Categoria
Recientes