¡Reflexiona!


La insensatez del hombre tuerce su camino, y luego contra Jehová se irrita su corazón. Prov. 19:3.


La vida es un camino. Esta metáfora la encontramos en muchos clásicos de la literatura, y no solamente en la Biblia. En La Odisea, Homero oresenta a Ulises caminando durante diez años, desde Troya hasta su lugar en Ítaca. Bunyan, en su célebre obra El peregrino, relata la jornada del cristiano desde la ciudad llamada Destrucción hasta la ciudad Celestial.


Si tú haces un análisis serio de la Biblia, llegarás a la conclusión de que en ella se presenta un único camino en dirección a la felicidad eterna. Las personas en nuestros días piensan diferente. Creen que no hay un solo camino, sino que "hay muchos caminos" para llegar a Dios, y que lo importante es ser sincero en aquello que se cree. Pensar de manera diferente hoy es políticamente incorrecto.


Cuando Jesús estuvo en esta tierra, dijo: "Entrad por la puerta estrecha porque ancha es la puerta, y espacioso es el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan".


Si Jesús viviese en nuestros días, sería considerado políticamente incorrecto. Pero su enseñanza está ahí, mostrando que la felicidad en este mundo depende de escoger el camino correcto.


En el libro de Proverbios se repite la palabra "camino" aproximadamente cien veces. La sabiduría, según Salamón, no consiste solo en algo que tú haces, sino en el camino por el cual tú transitas. Rechazar el camino de Dios, es rechazar al mismo Dios.


Junto a la metáfora del camino, tú encuentras también el énfasis en la libertad humana. Es frecuente el tema del contraste entre la vida de aquellos que aceptan andar en el camino y los que lo rechazan. La verdadera religión no es una religión de prohibiciones, sino de eleciones. Tú eliges, tú decides. Tú también cosechas el fruto de la decisión que tomaste. "Quien planta vientos, recoge tempestades", dice un viejo refrán popular.


El texto de hoy es un llamado a la reflexión. ¿Para dónde estás yendo? ¿A dónde te llevará el camino que transitas? Si tú crees que ese es el camino correcto, ¿quién determinó que ese es el camino correcto?


Photo by Caleb Jones on Unsplash


Autor: Alejandro Bullón, Cada día más sabio


**Si deseas recibir notificación de todos los artículos que publicamos para tu crecimiento personal y familiar, da clic en "Me gusta" de nuestra página en Facebook: https://www.facebook.com/impactoproactivo/

Buscar por Categoria
Recientes
Archivo
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square